Características de la basílica paleocristiana

  • Planta rectangular
  • División longitudinal en naves
  • Separación de naves por columnas
  • Número de naves impar, nave central solía ser más ancha y alta que las laterales, así podía albergar un claristorio para iluminar el espacio
  • Se accedía al templo a través de un atrio, al fondo del cual se situaba el nártex. Aquí se quedaban los catecúmenos o fieles no iniciados, sólo los bautizados podían entrar
  • Al final de la nave central está el presbiterio en forma de ábside, donde se sitúan el obispo alrededor de un altar. Este hemiciclo estaba encuadrado por un gran arco de medio punto que reproducía los arcos de triunfo romanos, tanto en forma como en significado
  • Delante del ábside se sitúa el transepto, otra nave que recorre la basílica en sentido transversal
  • Todo pensado para dirigir la mirada del fiel al ábside, que era el centro de la liturgia
  • Planta de cruz latina
  • Tejados a doble vertiente en la nave central
  • interior no era abovedado, se solía usar armazón de madera oculto por casetones
  • Decoración a base de mármoles, mosaicos y pinturas murales
  • Exterior sobrio

arte-paleocristiano-67-728

basilica-paleocristiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *