Es una solución constructiva en forma de triángulos curvilíneos sobre los que se apoya la cúpula de forma que ésta pueda superponerse a una base cuadrangular.

Las pechinas permiten el paso del cuadrado de la planta al círculo en altura.